WAVES IN MOVEMENT

Integrar conceptos de «hospitality» en el espacio laboral para atraer y conservar el talento

Consultoria

Compartir

icono facebook icono twitter icono pinterest

En la actualidad, donde la competitividad en el ámbito empresarial alcanza niveles sin precedentes, las organizaciones que buscan destacar en un entorno dinámico y cambiante...

Waves
Waves 24 de junio 2024

En la actualidad, donde la competitividad en el ámbito empresarial alcanza niveles sin precedentes, la capacidad para atraer y conservar talento se presenta como un desafío central para las organizaciones que buscan destacar en un entorno dinámico y cambiante. En respuesta a esta demanda, la implementación de conceptos provenientes del sector Hospitality en la gestión de los activos inmobiliarios emerge como una estrategia vanguardista y altamente efectiva. Esta novedosa aproximación no solo se centra en satisfacer las necesidades prácticas del entorno laboral, sino que se embarca en la creación de experiencias excepcionales que impactan directamente en la atracción y conservación de profesionales talentosos, que catalizan la excelencia y potencian la productividad.

El vínculo entre el espacio físico y las experiencias

Es importante comprender que los espacios de trabajo no son meramente funcionales, sino que también actúan como lugares donde se viven experiencias. Al adoptar un enfoque centrado en el usuario, las compañías no solo crean entornos que cumplen con las necesidades operativas, sino que también contribuyen significativamente a la mejora de la calidad de vida laboral y, por ende, al atractivo y conservación del talento profesional. Este enfoque holístico hacia la gestión del espacio refleja una comprensión profunda de las necesidades de los empleados y establece los cimientos necesarios para un entorno laboral que impulsa el éxito y la satisfacción a largo plazo.

La hospitalidad: central en la gestión del espacio

La gestión del FM desempeña un papel crucial en la eficiencia operativa y la adecuación de los entornos laborales, y adquiere una dimensión superior al incorporar elementos propios del sector de la hospitalidad. Este enfoque no solo asegura el cumplimiento de las necesidades operativas de la organización, sino que también eleva la calidad de la experiencia del usuario en cada aspecto del espacio de trabajo. Cuando trabajamos con compañías en el diseño de la experiencia de uso de las sedes corporativas, siempre comenzamos por el lugar de llegada, la recepción. De esta forma, buscamos que deje de ser simplemente un punto de entrada para que se transforme en la primera impresión que puede marcar el tono de toda la experiencia laboral. Al incorporar principios de hospitalidad, este espacio se convierte en un área acogedora, donde la atención al cliente se transforma, ahora, en la atención al empleado. Un ambiente cálido y una bienvenida personalizada contribuyen significativamente a la satisfacción del empleado y, al mismo tiempo, establecen un tono positivo para su día laboral.

Bienestar y conexión para entornos más saludables

Más allá de la mera funcionalidad del espacio de trabajo, la integración de elementos de hospitality implica una atención especial al bienestar integral de los empleados, que aborda tanto sus necesidades físicas como las emocionales. El bienestar de los empleados se posiciona como un componente esencial en la retención de talento. En este sentido, la creación de espacios físicos agradables se convierte en un punto de partida, pero va más allá de la estética. La promoción de un ambiente que fomente el bienestar emocional y social se convierte en un objetivo clave. La incorporación de áreas de descanso estratégicamente diseñadas es un ejemplo tangible de cómo se traduce este concepto en la práctica. Estos espacios no son simplemente lugares para tomar un breve receso; deben ser espacios de tranquilidad que ofrecen a los empleados momentos de relajación y recarga. La atención a la comodidad, la iluminación y la disposición del mobiliario contribuyen a crear ambientes propicios para el descanso, lo que ayuda a aliviar el estrés diario y mejora la calidad de vida laboral.

Experiencia del empleado

La hospitalidad en los espacios de traba jo se traduce en una atención minuciosa a la experiencia del empleado. Desde el momento en que este ingresa al edificio hasta el instante en que completa su jornada laboral, cada interacción se convierte en una oportunidad para crear un ambiente que resulte acogedor y enriquecedor para ellos.

En el ámbito de la hospitalidad, esta experiencia podemos diseñarla a medida de las necesidades de cada organización, de la misma for ma que conceptualizamos una oferta de actividades personalizadas que se convierten en un elemento distintivo y refuerzan el propósito de ir a la sede corporativa.

Desde eventos sociales hasta programas de bienestar individualizados, los espacios de trabajo centrados en la hospitalidad no solo cumplen con las expectativas profesionales, sino que también se convierten en lugares donde los empleados pueden participar en actividades que van más allá de lo laboral.

Esto no solo contribuye a la creación de un ambiente de trabajo más agradable, sino que también fortalece las conexiones entre los miembros del equipo.

La integración de elementos de «hospitality» implica una atención especial al bienestar integral de los empleados, que aborda tanto sus necesidades físicas como las emocionales

Implementación de tecnología innovadora

La implementación de tecnologías avanzadas facilita aún más la experiencia del usuario. Sistemas de reconocimiento para ajustar automáticamente la iluminación y la temperatura, aplicaciones que brindan información personalizada sobre servicios disponibles en el edificio y asistentes virtuales que responden a las necesidades individuales son ejemplos de cómo la tecnología se convierte en una aliada para proporcionar experiencias más fluidas y personalizadas. Desde sistemas de gestión inteligente de edificios hasta aplicaciones diseñadas para facilitar la reserva de espacios, la implementación de soluciones tecnológicas no solo representa una mejora en la eficiencia operativa, sino que también introduce un nivel superior de comodidad y modernidad en el entorno laboral.

El impacto social

En el horizonte de la transformación de los entornos laborales, la sostenibilidad y la responsabilidad social, componentes esenciales del ESG (medioambiente, social y gobernanza), toman protagonismo en la integración de conceptos de hospitality. Este enfoque no solo redefine la forma en que concebimos y gestionamos los espacios de trabajo, sino que también impacta de manera significativa en la dimensión social de ESG. La sostenibilidad en el ámbito laboral no se limita a prácticas medioambientales: también abarca la promoción del bienestar social de los empleados y la contribución positiva a las comunidades locales. La hospitalidad, al incorporarse en la gestión de instalaciones y bienes raíces, agrega un matiz adicional al concepto de sostenibilidad, centrándose, además de en la eficiencia operativa, en la calidad de vida y la conexión con la comunidad. Cuando trabajamos con las organizaciones para adoptar estos conceptos de hospitalidad en la gestión de sus servicios y activos inmobiliarios, lo hacemos con un enfoque integral orientado a la dimensión social de ESG porque creemos que esto no solo es una respuesta a las demandas con temporáneas, sino que también atrae a profesionales con valores éticos y sostenibles. Los empleados, conscientes de la importancia de trabajar para empresas que van más allá de los estándares convencionales, encuentran en estas prácticas una razón adicional para comprometerse y contribuir al éxito sostenible de la organización.

Newsletter

Suscribite a nuestro newsletter

Recibí novedades, tendencias e información sobre nuestros más recientes servicios.